Intenso trabajo de Fiscalía para atender casos de feminicidios

Intenso trabajo de Fiscalía para atender casos de feminicidios

 

Cancún, 9 de agosto, (Infoqroo).- A más de un año que se creó la Fiscalía Especializada Para la Atención Delitos contra la Mujer y por Razones de Género, el trabajo ha sido más que intenso por el número de casos que se siguen generando, pero entre los logros alcanzados están las seis sentencias condenatorias por feminicidios, aseveró la titular de esta instancia, Guadalupe Reyes Pinzón

“A raíz de la creación de esta Fiscalía, nos dimos a la tarea de investigar los delitos de muertes violentas de mujeres, como femenicidios, en este sentido me es grato comentarles que ya tenemos seis sentencias condenatorias por este delito, que en conjunto hacen 238 años de sentencias que se han acumulado en estos seis casos”, expuso.

Asimismo, explicó que de esos seis casos, tres fueron procedimientos abreviados y tres de juicio oral, uno se dio en Chetumal, dos en Solidaridad y tres en Benito Juárez.

Explicó que en Playa del Carmen tienen dos casos de feminicidio, uno de ellos en el que hubo violación y otro feminicidio.

“Uno fue muy mencionado, fue el caso de la niña que apareció en las inmediaciones de la Cárcel Municipal, nos fuimos a la procedimiento abreviado quedaron en 37 años y el otro en 20”, detalló.

“En el caso de Chetumal, obtuvimos por el caso del policía, 43 años 9 meses y acá en Benito Juárez fue la primer sentencia que obtuvimos en el estado y fue por 20 años en un procedimiento agrego”, agregó.

La funcionaria aseguró que en julio obtuvieron dos sentencias más, una con pena máxima de 50 años al autor material y a la coparticipe 37 años y otra más de 31 años, por lo que esas son las 6 sentencias que han obtenido en la entidad.

Reyes Pinzón platicó que toda muerte violenta de una mujer es iniciada como feminicidio, pero explicó que la definición de este es “la muerte violenta de una mujer por razones de género, es decir, por el simple hecho de ser mujer”.

Sobre los puntos que califican para determinar si es o no feminicidio, subrayó que primero que nada es que exista o existiera entre la víctima y el agresor una relación ya sea sentimental, laboral, familiar  o amistad, que el cuerpo de la víctima haya sido expuesto, que la víctima sufriera lesiones o mutilaciones, que haya sido víctima de violencia sexual, que previo a su fallecimiento haya sido privada de la libertad, es decir que los derechos humanos de la víctima, fueran violentados”.

Habló sobre lo importante que es la prevención en la violencia contra las mujeres, por lo que ellos tienen una tabla de medición que se llama “El Violentometro”, que inicia en color amarillo y termina en púrpura y negra cuando la situación es grave.

“Son 30 puntos e iniciamos con la cuestión amarilla, las bromas hirientes, algo que parece tan común e insignificante, pero empieza a detonar ese semáforo amarillo, posteriormente viene el chantajear y empezar a condicionar y de ahí vamos subiendo de color”, explicó.

Subrayó que dentro de estas violencias se encuentran situaciones tan sencillas como controlar las salidas, el dinero, así como el teléfono o controlar la forma de vestir de la mujer.

La siguiente fase dijo que es pasar a las acaricias agresivas, a los pellizcos, los empujones, pero muchas dicen “así me demuestra él mi cariño, así jugamos, es hombre y un poco agresivo, pero va subiendo la violencia, pero esto es el inicio de las peleas, por lo que en muchos casos hasta las encierran para que no salgan y eso ya cambia de color”.

Posteriormente, dijo Reyes Pinzón que vienen “las amenazas y hasta con armas; es decir, primero te amenazo con el gasto, con que no te voy a dejar salir, pero después vienen las amenazas con armas, con objetos, pero ya pasamos a otro color, estamos de rojos al azul”.

Finalmente está el color púrpura donde vienen las relaciones sexuales forzadas, las violaciones, así como los golpes y culmina con el feminicidio.

Dijo que con este “Violentómetro” lo que se pretende es llegarle a los jóvenes, pues “también se da la violencia en el noviazgo, entonces lo que queremos es que los chicos le digan a sus mamás y papás, oye la violencia se mide, pero hay manera de buscar ayuda e instituciones especializada”.

Explicó que aunque exista esta violencia en algunas relaciones, no quiere decir que esta tenga que terminar, pues se puede redireccionar, pues se puede buscar un apoyo en instuciones especializadas para atender y erradicar la violencia.

Visita el banco de imágenes de la Agencia Info Quintana Roo

Facebook Comments
Lee también  Autoridades e iniciativa privada buscan mejorar  movilidad de Cancún

Deja un comentario